Beneficios de la nieve y el frío intenso para la salud

Una vez entrada la temporada de nieve, muchos serán los que busquen actividades deportivas ó de ocio, ya sea porque practican el esquí, snowboard, excursiones de alta montaña, o simplemente por cambiar de aires. Pero estas actividades no es exclusiva del invierno, porque en verano, también hay opciones de disfrutar de ellas.

La practica del esquí es un deporte que combina ejercicio físico y contacto con la naturaleza. Realizado correctamente y con las precauciones necesarias, aporta grandes beneficioso a nuestra salud proporcionando una gran liberación física y mental.
Todos sabemos como afecta el frío, húmedo o seco, sobre nuestro organismo y como reacciona nuestro sistema inmunológico, pero seguro que no sabías que la nieve genera muchos beneficios para nuestro cuerpo.

No existe una edad establecida par la practicar el esquí, pero lo ideal es que los niños comiencen a partir de los 4-5 años, para asegurarse que puedan mantener bien el equilibrio y poder desplazarse al menos en distancias cortas. La practica de esquí les ayudará a entrenar el equilibrio, la coordinación, sus habilidades psicomotrices, fomentando su motivación y sus habilidades deportivas, al mismo tiempo que juegan con la nieve y se divierten.

Pero la actividad y beneficios de la nieve y la montaña no son exclusivos del invierno, siempre tenemos la opción de elegir destinos en los que poder disfrutar del médio que más nos gusta.

Beneficios para la salud de la nieva.

    • El cambio de entornos cotidianos, o de aires nos ayuda a combatir trastornos típicos de nuestra monotonía cotidiana. Las temporada de vacaciones favorecen la recuperación del equilibrio de cuerpo y mente gracias a su efecto anti-estrés, si a esta situación le sumamos el contacto con el aire puro de la montaña y la la naturaleza, que podemos encontrar en las zonas nevadas, multiplica exponencialmente el efecto desestresante. Por varios estudios médicos, está demostrado que una semana en contacto con la nieve combate dolencias como el insomnio, problemas gastrointestinales, problemas respiratorios, alergias, caída de cabello y muchos otros más.
    • El contacto con el aire puro de la montaña ayuda a desintoxicar el cuerpo, limpiando los pulmones y el resto de órganos del sistema respiratorio.
    • Dar paseos matinales, aunque sean frías, es una actividad muy recomendada por los médicos para recibir un poco de calor solar y poder asimilar la vitamina D que sólo se adquiere a través de los rayos del sol.
    • El realizar actividades a una mayor altura y estar en contacto con la nieve la cantidad de oxígeno es menor, influyendo positivamente en el sistema motor de nuestro cuerpo, al que le exigiremos mayores esfuerzos cardiovasculares y respiratorios, produciendo una mejoría de nuestra frecuencia cardíaca. Al disminuir la cantidad de latidos necesarios para bombear la sangre por el cuerpo supone un gran beneficio para nuestro corazón. También está demostrado que nuestro organismo produce más glóbulos rojos haciendo que la sangre llega mejor a los músculos, convirtiéndose en un antioxidante natural.
    • La reducción de grasas con los deportes de invierno es una mejora evidente puesto que hacemos trabajar a una gran cantidad de músculos de nuestro cuerpo.
    • Se produce una mejora del equilibrio al realizar mayores esfuerzos de coordinación al movernos por entornos nevados y el color blanco de la nieve sumado al aire fresco, el ambiente relajado de la montaña y el contacto con la naturaleza como ya hemos comentado antes, son una perfecta medida anti-estrés que favorecen la sensación de felicidad y un cambio de humor positivo.

“La realización de actividades en contacto con la nieve resulta un estímulo saludable para el organismo.”

Recuerda apostar por el frío y las zonas de montaña durante la temporada de invierno, pero sin descartar elegir la nieve y la montaña durante la temporada de verano.