Cada vez está más cerca la temporada de esquí y ya es hora de ir preparando el material y organizar un poco nuestro armario. A parte de la ropa de esquí lo más importante a la hora de esquiar es el llamado material duro: las botas, los esquís y el casco. En lo que a estos materiales se refiere es muy importante que sean adecuados al nivel de cada uno. Si procuramos que sea así, esto nos va a servir para ahorrar tiempo y, sobretodo, dinero ya que no vale la pena comprar el material más caro cuando estamos empezando.

Una buena opción, cada vez más demandada, es el alquiler de material. Cada vez son más las estaciones que ofrecen este servicio a los clientes y que estrenan material cada año. Esto permite escoger el material más adecuado a tu nivel y que generalmente tendrás que actualizar según avances de nivel. Si eres un esquiador con cierto nivel puedes probar las novedades de la temporada incluso cada día puedes probar un modelo diferente, esto es especialmente útil si cae el nevadón del siglo y tienen esquís para nieve virgen.

Algo muy importante a tener en cuenta a la hora de elegir material son las botas. Muchos principiantes tienen problemas con ellas, esto les impide  progresar adecuadamente y frustran las ilusiones de algunos. Para evitar cansarte de esquiar demasiado pronto si eres principiante o tienes un nivel intermedio, debes exigir una bota que sujete tu pie  y que seas capaz de flexionar al apoyar la pierna sobre la lengueta de la bota, tal y como muestra este instructor:

¿Tú qué prefieres: comprar tu propio material o alquilarlo cada vez que vas a esquiar?¿Cuál crees que es el mejor material para principiantes? ¿Alguién puede sugerir un video corto que muestre la flexión?